Our social:

Latest Post

domingo, 21 de mayo de 2017

La escena, no el sonido

Indiscutible es la influencia de aquella banda de flores salvajes de la que hablábamos aquíThe Wilde Flowers. Pero ya sus primeras ramificaciones, Soft Machine y Caravan, muestran tantas similitudes como diferencias.

Al hablar del sonido Canterbury, lo cierto es que nos referimos a una serie grupos muy diferentes entre sí. Además, fuera de esa escena podemos encontrar rasgos de ese sonido en otras bandas que no tenían nada que ver con la ciudad inglesa (Supersister, por ejemplo, véase más abajo). Un conjunto de rasgos podrían marcar algunos parecidos, pero ni son exclusivos de la escena de Canterbury, ni son excluyentes de otros focos de vanguardia musical.

    • Inclusión de elementos jazzísticos y espacio para la improvisación.
    • Estructuras complejas, tanto a nivel rítmico como melódico.
    • Predominio de lo instrumental. Adquiere especial relevancia el uso de los teclados.
    • Recibe la influencia del rock psicodélico.
    • Contribuirá a su vez a la consolidación del rock progresivo.

Daevid Allen, protagonista indiscutible de la escena de Canterbury, trasladó el sonido a Francia. Pero su banda, Gong, y todas las bandas que se formaron en su matriz, muestran intereses muy personales que se alejan incluso del sonido que el propio Allen había contribuido a forjar en Soft Machine. A Gong nos dedicaremos en una próxima entrada.

Nos quedamos ahora con las bandas asociadas a la escena de Canterbury que publicaron sus primeros singles y/o LP en los años 69 y 70.


Delivery, una banda pionera en la escena, se fundó en el año 66. Entre sus miembros podemos encontrar al baterista Pip Pyle (luego en Gong) o al guitarrista Phil Miller (luego en Matching Mole). En 1970 grabó su único álbum con la cantante Carol Grimes. Blind to your Light es el tema que abre el disco,

§


De 1969 es esta curiosa grabación de una banda que en realidad no era de Canterbury (sin embargo, la posterior relación de algunos de sus miembros con bandas como National Health o Hatfield and the North nos obliga a situarlo en la "escena"). Uriel era un cuarteto originario de Londres, que tras la marcha de su guitarrista Steve Hillage pasó a llamarse Egg. El trío restante había firmado con Decca, pero Deram, una compañía subsidiaria, les propuso grabar un proyecto con su antiguo guitarrista. Sólo que en vez de llamarse Uriel (que malsonaba por su parecido con la palabra "urinal") se cambiaron el nombre a Arzachel. El tema propuesto, este jardín de delicias terrenales, se basa en los arreglos que el compositor Martin Shaw realizó sobre una obra barroca de Rosseter.

§

Egg no gozó de un gran éxito comercial, por lo que su trayectoria fue bastante breve. Sin embargo, sí merece una gran reconocimiento su música. El tema elegido es su primer single, editado en el año 69, que luego fue incluido en su primer álbum, Egg (1970). Se trata de un curioso divertimento con los compases de cuatro tiempos en las estrofas y de siete en el estribillo.


§

Tras finalizar su extenuante gira por Estados Unidos como telonero de Jimmy Hendrix, Kevin Ayers, el guitarrista de Soft Machine, decidió disolver la banda. Por motivos contractuales, los demás miembros (Wyatt, Ratledge, y Hugh Hopper) tuvieron que reagruparse para sacar un nuevo álbum. Ayers, sin embargo, no tenía intención de volver a Soft Machine, y posiblemente, tampoco de volver a la música. Vendió su bajo y se refugió en Ibiza, donde retomó el contacto con Daevid Allen. En la isla recuperó fuerzas y compuso las canciones del que sería su primer álbum en solitario, Joy of a Toy (1969). En él intervinieron, entre otros, sus ex-compañeros de Soft Machine.


§

La banda neerlandesa Supersister aparece asociada al sonido de Canterbury, aunque en este caso no existe un nexo geográfico. Incluirlo en esta lista de pioneros se debe, pues, a cuestiones puramente musicales y, de forma remota, a la admiración de su líder, Robert-Jan Stips, por Soft Machine. El tema She was naked, aquí propuesto, fue el primer single de la banda, y sólo se incluyó en la reedición de 2008 de su primer álbum.



§

Grandes artificios musicales y escaso impacto comercial. Apenas hemos llegado al principio de los 70, y todavía están por llegar los mejores trabajos de Soft Machine, de Caravan... Algunas de las bandas que hemos citado aquí producirán mejores álbumes, otras bandas se estrenarán en esta década con unos magníficos trabajos. Otros, se perderán por el camino... Un sonido evolucionado, que dosificará más la psicodelia, conseguirá mayor éxito con bandas como Camel, por ejemplo.


miércoles, 12 de abril de 2017

Caravan, la flor salvaje menos afortunada

Como ya comentábamos aquí, de la desintegración de The Wilde Flowers surgieron dos bandas que, en sí mismas, resumen toda la escena de Canterbury: De Soft Machine hemos hecho ya un primer barrunto; nos queda Caravan.

En 1968, cuatro ex-miembros de The Wilde Flowers (Dave Sinclair, Richard Sinclair, Pye Hastings y Richard Coughlan) deciden formar una nueva banda, a la que pronto se uniría también Jimmy Hastings (en el primer álbum sólo toca la flauta en un tema).

El sonido del primer álbum denota ya cierta madurez musical, y su primer single, A place of my own, será uno de sus temas insignia. La producción del disco es algo torpe, y sin duda, aún quedan matices que mejorar, pero es un gran arranque musical que, desgraciadamente, no vino acompañado del éxito comercial. Más reconocidos que conocidos, su música se decantó por la experimentación. Ya en este primer disco podremos descubrir otros temas notables, como Ride o Policeman, u otras más psicodélicas, como Cecil Rons. Y la preferida por muchos, Where But for Caravan Would I? (que acredita también a Brian Hopper).

Para ir abriendo boca, os dejo con el tema que abre el disco, y mi traducción de las letras.



Place of my own

Yesterday's face
Is not the one I choose to see
Nor is the face
Of someone who gets much too close to me

I've got this place of my own
Where I can go when I feel I'm coming down
We'll do our best to ensure
You'll feel secure if you come

Love is the thing you crave
But it lies asleep inside of all your heads
Please, why don't you live a bit today?
For tomorrow you may find that you are dead

I've got this place of my own
Where I can go when I feel I'm coming down
We'll do our best to ensure
You'll feel secure if you come
Lugar propio

El rostro de ayer
no es el que decido ver
Ni es el rostro
de alguien que se me acerca demasiado

Tengo este lugar propio
donde puedo ir cuando siento que me derrumbo
Lo haremos lo mejor posible para asegurar
que os sintáis seguros si venís

El amor es lo que deseáis
pero se queda dormido en vuestras cabezas
Por favor, ¿por qué no vives hoy un poco?
Para mañana podrías descubrir que estás muerto

Tengo este lugar propio
donde puedo ir cuando siento que me derrumbo
Lo haremos lo mejor posible para asegurar
que os sintáis seguros si venís










sábado, 11 de marzo de 2017

Bowie alucinando en las estrellas

Carátula de 1972
Esta noche viajaremos al cosmos de la mano del camaleón Bowie. Se trata de Space Oddity, mítico tema que se encuentra en su álbum insignia. Apareció como sencillo en el año 69. Os pongo el vídeo extraído de la película promocional Love you till tuesday (1969), que el manager de Bowie encargó a su amigo Malcolm J. Thompson para dar a conocer al gran público al músico inglés. 

Space Oddity (el álbum) se publicó en 1969, aunque con el nombre de David Bowie (Reino Unido) y Man of Words/Man of Music (Estados Unidos). Fue un fracaso en su lanzamiento, aunque en la reedición del 72 consiguió, ya con la carrera de Bowie en alza, el número 16 en las listas británicas y el 17 en las de los Estados Unidos. Se lanzó con ocasión del alunizaje del Apoyo XI, y la utilizó la BBC en la cobertura del evento.

Space Oddity (la canción) es el tema que abre el disco. Está inspirada en la película de Stanley Kubrick, 2001: Una odisea en el espacio (1968). Cuenta el lanzamiento al espacio del Mayor Tom, un personaje ficticio que aparecerá en otras canciones de Bowie (y de otros artistas). En el tema Ashes to Ashes (1980), escribe "Sabemos que el mayor Tom es un yonki". Lo que añade certeza de que el viaje que inicia este astronauta tiene mucho que ver con la heroína, con la que el propio Bowie coqueteó en 1968. Así podemos entender la pérdida de contacto con la Tierra que sufre el personaje en la canción, y la extrañeza (oddity) que siente en esta odisea (odyssey).



Space Oddity

Ground control to major Tom
Ground control to major Tom
Take your protein pills and put your helmet on

Ground control to major Tom
Commencing countdown, engines on
Check ignition and may God's love be with you
(Ten, nine, eight, seven, six, five,
Four, three, two, one, liftoff)

This is ground control to major Tom
You've really made the grade
And the papers want to know whose shirts you wear
Now it's time to leave the capsule if you dare

This is major Tom to ground control
I'm stepping through the door
And I'm floating in a most peculiar way
And the stars look very different today

Here am I sitting in a tin can
Far above the world
Planet Earth is blue and there's nothing I can do

Though I'm past one hundred thousand miles
I'm feeling very still
And I think my spaceship knows which way to go
Tell me wife I love her very much -she knows

Ground control to major Tom
Your circuit's dead, there's something wrong
Can you hear me, major Tom?
Can you hear me, major Tom?
Can you hear me, major Tom?
Can you....

Here am I floating round my tin can
Far above the moon
Planet Earth is blue
And there's nothing I can do.

Extrañeza espacial


Aquí base al mayor Tom
Aquí base al mayor Tom
Tómese sus pastillas de proteínas y póngase el casco

Aquí base al mayor Tom
Comienza la cuenta atrás, motores en marcha
Compruebe encendido y que Dios le bendiga
(Diez, nueve, ocho, siete, seis, cinco,
cuatro, tres, dos, uno, despegue)

Aquí base al mayor Tom
Realmente lo has logrado
y la prensa quiere saber qué camisetas llevas
Ahora tienes que salir de la cápsula, si te atreves

Aquí el mayor Tom a base
Estoy saliendo por la puerta
y flotando de la forma más peculiar
Las estrellas parecen muy distintas hoy

Aquí, sentado en esta lata
Muy por encima del mundo
El planeta Tierra es azul y no tengo nada que hacer

Aunque estoy a más de cien mil millas
me siento muy tranquilo
y creo que mi nave conoce el camino
Decidle a mi mujer cuánto la quiero -ella lo sabe

Aquí base al mayor Tom
Se ha perdido la conexión, debe haber algún problema
¿Me recibe, mayor Tom?
¿Me recibe, mayor Tom?
¿Me recibe, mayor Tom?
¿Me...

Aquí, flotando en esta lata
Muy por encima de la Luna
La Tierra es azul y no tengo nada que hacer.



Cualquier sugerencia que ayude a mejorar la traducción de la canción será bien recibida.

domingo, 5 de marzo de 2017

Daevid Allen entra en escena

El sonido Canterbury, del que hablábamos recientemente, le debe mucho al músico australiano Daevid Allen. De su llegada a París nos interesa su intrusión en el mundo del beat, la fusión musical y el jazz. Ese París donde Terry Riley le introdujo al mundo del free jazz, pero también a los sonidos experimentales de John Cage y el movimiento Fluxus, de La Monte Young...

En 1961 viajó a Inglaterra, donde se instaló cerca de Canterbury. En esta época, Allen fundó el grupo de free-jazz Daevid Allen Trio con el hijo de su casero, un joven Robert Wyatt, que se encargó de la batería; y Hugh, bajista, el menor de los hermanos Hopper. A ellos se sumaba, eventualmente, el teclista Mike Ratledge.

Más allá de la anécdota, no encuentro gran interés en las producciones musicales del trío, aunque sirven para predecir algunos de los devaneos musicales posteriores de Allen.

Robert Wyatt, Daevid Allen, Kevin Ayers y Mike Ratledge
En el 66, Allen, Wyatt, Ratledge y Kevin Ayers (proveniente de The Wilde Flowers) fundaron Soft Machine. Con Soft Machine, Allen sólo grabó un sencillo y algunas demos. No dio tiempo a más. Tras una breve gira europea, Allen no pudo volver a entrar en el Reino Unido, porque su visado había caducado. Así que se quedó en París, donde puso en marcha el proyecto por el que es más conocido: Gong, del que también hablaremos próximamente.

Resumiendo. La impronta de Allen en la escena de Canterbury marcó a una generación de músicos que iban a revolucionar el sonido progresivo, combinando psicodelia y jazz; y además fundó una de las principales bandas del sonido Canterbury, Soft Machine. Las canciones de esta etapa no me obsesionan (me reservo para Gong), pero la música que saldrá de aquí a un par de años será una auténtica delicia.

Como muestra de esta etapa, os dejo con el único single que grabó, y que tiene el honor de anticiparse en un mes al lanzamiento del primer sencillo de Pink Floyd (lo que significa que la más completa experiencia psicodélica puramente británica se lo llevan los de Canterbury). Aunque esto nos llevaría a una discusión bizantina que no nos interesa demasiado.

Las canciones que componen el single fueron compuestas por Kevin Ayers. En la primera Allen toca el bajo y en la segunda, la guitarra.




martes, 28 de febrero de 2017

Probando, probando... El sonido de Canterbury

A mediados de los 60, el mundo de la música rock iba a sufrir una de sus más radicales convulsiones. Revoluciones sociales y culturales se gestaron y germinaron en la misma década. Las bandas que surgieron a principios de la década, al final ya habían experimentado enormes modificaciones. El sonido se volvía más sofisticado; las composiciones, cada vez más complejas y de mayor duración, incluían arreglos provenientes de ámbitos como la música clásica; los músicos hacían valer su lugar en la banda con muestras de virtuosismo impensables apenas unos años antes; la psicodelia lo empapaba todo... los sentidos estaban dispuestos a cualquier cosa: estridencias, extremismos, sobresaltos, excitación...
Ni que decir tiene que no toda la música de la época participaba de los mismos rasgos. Algunas propuestas fueron delirantes... y muy pasajeras. Otras calaron poco, a pesar de su consistencia. La denominada escena de Canterbury, a pesar de su moderado impacto, iba a poner en juego algunos elementos decisivos en la música progresiva de la posterior década. Veamos...

Los primeros nombres propios los encontraremos en el sonido pionero de una banda, The Wilde Flowers, de la sólo se conservan demos grabadas entre los años 1965 y 1969, y que fueron editadas por primera vez en compacto en 1994, bajo el nombre de Tales of Canterbury (Voiceprints Records). De los demos que grabaron en la primavera del 66 me quedo con este tema...


I like me, I like you and the things that we do
from my mouth, love you too it's as if we both knew
take your robes off your back if there's something I lack
take your shoes off the rack and get in your wet mac


I can't stand the strain of the tension between
your wet eyes and mine its like something obscene

I can see, so can you that there's something to do
if it happens to me then it happens to you
so put that in your pipe you can smoke it tonight
but there won't always be some more suckers like me


I can't stand the pain of the tension between
your wet eyes and mine its like something obscene


I can see, so can you that there's something to do
if it happens to me then it happens to you
so put that in your pipe you can smoke it tonight
but there won't always be some more suckers like me


I can't stand the pain of the tension between
your wet eyes and mine its like something obscene

Entran en escena un joven australiano, Daevid Allen (aunque no llegó a formar parte de la banda); los hermanos Hopper (Brian y Hugh), Robert Wyatt, o Kevin Ayers, entre otros. A todos ellos les seguiremos la pista.

The Wilde Flowers fue desintegrándose poco a poco, con una vida de apenas cinco años, en los que fueron pasando de versiones a composiciones propias, especialmente de los hermanos Hopper. De su seno nacieron dos nuevas bandas, decisivas en la escena de Canterbury: Soft Machine y Caravan.

Fuente recomendable: DPRP


lunes, 6 de febrero de 2017

Billy al piano

Ilustración de Robert McGinnis
Portada de la novela de P. Robe, Murder me for nickles (1960)
Fue un buen año, aquel 73. Entre otras muchas cosas, por aquella canción de Joel. A pesar de ser una de sus "habituales" en los conciertos, su estreno pasó más bien desapercibido, y no fue hasta el año 77 que comenzó a gozar de una mayor popularidad. La revista Rolling Stone la seleccionó como una de las 500 mejores canciones de todos los tiempos (un moderado 429º puesto que no le hace demasiada justicia).

La canción nos sitúa en un bar, donde "Billy" (el protagonista de la canción, no el autor) toca el piano. Es un fracasado, y el bar donde toca (y bebe y fuma) está lleno de fracasados. Y sí, podemos decir que es una canción autobiográfica. Billy (ahora sí, el autor de la canción), tras el fracaso de su anterior álbum, Cold Spring Harbor (1971), se había estado ganando la vida como cantante en un salón. Intervalo en el que se sobrepuso al fracaso, y firmó con Columbia la grabación de su segundo disco, de título homónimo a la canción que nos ocupa, y que a pesar de una acogida discreta, iba a impulsar su carrera. Con The stranger (1977), ya no quedaba ninguna duda: Billy Joel estaba destinado a ser uno de los grandes de las próximas décadas.

Las letras de sus canciones parecen sacadas de un diálogo, su falta de pulimento denota la torpeza de Joel con el texto. De ahí que la fuerza melódica de sus canciones deba suplir esta carencia.

Os dejo con el vídeo original y mi traducción de las letras, espero que acertadas.


Piano man, por Billy Joel (1973)

It's nine o'clock on a Saturday
the regular crowd shuffles in
There's an old man sitting next to me
Makin' love to his tonic and gin
He say, son can you play me a memory
I'm not really sure how it goes
But it's sad and it's sweet and I knew it complete
When I wore a younger man's clothes

Sing us a song, you're the piano man
sing us a song tonight
Well, we're all in the mood for a melody
And you've got us feeling alright

Now John at the bar is a friend of mine
He gets me my drinks for free
And he's quick with a joke or to light up your smoke
But there's someplace that he'd rather be
He says Bill, I believe this is killing me
As the smile ran away from his face
Well I'm sure that I could be a movie star
If I could get out of this place

Sing us a song, you're the piano man
sing us a song tonight
Well, we're all in the mood for a melody
And you've got us feeling alright

Now Paul is a real estate novelist
Who never had time for a wife
And he's talking with Davy who's still in the navy
And probably will be for life
And the waitress is practicing politics
As the businessmen slowly get stoned
Yes, they're sharing a drink they call loneliness
But it's better than drinking alone

Sing us a song, you're the piano man
sing us a song tonight
Well, we're all in the mood for a melody
And you've got us feeling alright

It's a pretty good crowd for a Saturday
And the manager gives me a smile
Because he knows that it's me
they've been coming to see
To forget about life for awhile
And the piano sounds like a carnival
And the microphone smells like a beer
And they sit at the bar
and put bread in my jar
And say "Man, what are you doing here?"

Sing us a song, you're the piano man
Sing us a song tonight.
Well, we're all in the mood for a melody
And you've got us feeling alright

Son las nueve de un sábado,
la clientela habitual entra arrastrándose,
hay un viejo sentado a mi lado,
haciéndole el amor a su gintonic.
Él dice: hijo, ¿me puedes tocar un recuerdo?
No estoy muy seguro de cómo suena,
pero es triste y es dulce, y me la sabía entera
cuando llevaba una ropa más juvenil.

Cántanos una canción, eres el hombre del piano,
cántanos una canción esta noche.
Todos estamos animados para una melodía,
y tú logras que nos sintamos bien.

Ahora John en la barra es un amigo mío,
me consigue bebida gratis,
y es rápido con un chiste, o para encenderte el pitillo.
aunque preferiría estar en otro lugar.
Me dice: Bill, creo que esto me está matando,
mientras la sonrisa desaparece de su cara,
Seguro que yo podría ser una estrella de cine,
si pudiera salir de este sitio.

Cántanos una canción, eres el hombre del piano,
cántanos una canción esta noche.
Todos estamos animados para una melodía,
y tú logras que nos sintamos bien.

Ahora Paul es un novelista agente inmobiliario
que nunca tuvo tiempo para casarse,
y está hablando con Davy, que aún está en la Armada,
y seguramente seguirá ahí de por vida.
Y la camarera está practicando política,
mientras el empresario se emborracha.
Sí, comparten una bebida que se llama soledad,
pero es mejor que beber solo.

Cántanos una canción, eres el hombre del piano,
cántanos una canción esta noche.
Todos estamos animados para una melodía,
y tú logras que nos sintamos bien.

Está abarrotado para ser un sábado,
y el gerente me echa una sonrisa,
porque sabe que es a mí 
a quien han venido a ver,
para olvidarse de la vida durante un rato.
Y el piano suena como un carnaval,
y el micrófono huele a cerveza,
y se sientan en la barra 
y ponen propina en mi bote,
y dicen: tío, ¿por qué estás aquí?


Cántanos una canción, eres el hombre del piano,
cántanos una canción esta noche.
Todos estamos animados para una melodía,
y tú logras que nos sintamos bien.



martes, 31 de enero de 2017

La mejor canción de la mejor década

Hoy os propongo una canción, de una de mis superbandas. Y tal vez, la mejor canción de la década.


No. No exagero. Se trata de Starless, un tema de poco más de doce minutos que cerraba el álbum Red (1974), séptimo disco de estudio de King Crimson. Este trabajo supuso el final de la primera etapa de la banda, que en los ochenta se reinventaron y en los noventa se fraKctalizaron [sic]. La melodía y letra original fueron escritas por John Wetton, bajista y vocalista de la banda, para ser incluida en el anterior disco, Starless and Bible Black (1974), pero no terminaba de convencer a los demás miembros del grupo. Finalmente, tras modificar la letra, añadírsele una sección instrumental (genial) de Bill Bruford, y el toque final de Robert Fripp en los arreglos, el tema quedó así:


Starless

Sundown dazzling day
Gold through my eyes
But my eyes, turned within, only see
Starless and Bible black

Old friend charity
Cruel twisted smile
And the smile signals emptiness for me
Starless and Bible black

Ice blue silver sky
Fades into grey
To a grey hope that, oh, yearns to be
Starless and Bible black

Sin estrellas


Puesta de sol, día deslumbrante
Oro a través de mis ojos
Pero mis ojos, vueltos hacia dentro, sólo ven
Una Biblia negra y sin estrellas

Caridad, vieja amiga,
Cruel y retorcida sonrisa
Y la sonrisa indica el vacío para mí
Una Biblia negra y sin estrellas

Azul hielo, cielo de plata
Volviéndose gris
A una esperanza gris que, ay, anhela ser
una Biblia negra y sin estrellas



Cualquier sugerencia que ayude a mejorar la traducción de la canción será bien recibida.